Archivo del Autor: saramedinagomez

Acerca de saramedinagomez

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, Campus de Vicálvaro.

NANCY SE VISTE DE MODA

Estándar

Mi post de esta semana está dedicado a Nancy con motivo de su 45 cumpleaños. El Museo del Traje, Famosa y la Asociación de Creadores de Moda de España rinden homenaje en una exposición temporal a esta muñeca y 25 relevantes diseñadores españoles han querido vestir a Nancy con sus mejores galas.

Acudí al museo con mis compañeros de la universidad, porque teníamos que grabar un reportaje de televisión,  y la verdad es que a ninguno de nosotros nos dejó indiferente. La exposición era muy pequeñita, rozando la intimidad del salón de una casa. Allí estaban expuestas las 25 nancys mejor vestidas de la historia. Además, había otras seis muñecas diseñadas por los ganadores del concurso realizado por Famosa entre diversas escuelas de diseño y una última diseñada por una de sus seguidoras en las redes sociales. Miles de fans realizaron su propuesta.

Cuando hablo de diseñadores relevantes me refiero a Angel Schlesser, Hannibal Laguna, Andrés Sardá, Juanjo Oliva, Amaya Arzuaga, Helena Rohner y Roberto Torretta entre otros. Sus diseños son de lo más dispares, desde la elegancia de María Barros a la modernidad de Maya Hansen o la originalidad de Agatha Ruiz de la Prada.

Es una exposición muy divertida que combina el recuerdo y la memoria de nuestra Nancy característica de la producción juguetera española y el diseño y la modernidad que inspiran estos 25 creadores.

Podríamos decir, al más puro estilo castizo, que “cada nancy es de su padre y de su madre”. Cada una de las 32 muñecas exhibidas cuenta con un estilo peculiar y propio. Una lleva pendientes largos, la otra un collar, unos zapatos de tacón o unas flores en la falda. Las hay rubias, morenas, de pelo largo y de pelo corto, con coleta o sin ella.

Como decía antes, no me dejó  indiferente. Personalmente me encantó, salí  muy contenta.  A decir verdad, me hubiera gustado encontrarme más nancys, al final te quedas con ese sabor a poco, como el que dejan  las vacaciones de verano. Siempre quieres más.

La exposición está hasta el 19 de enero de 2014 en el Museo del Traje y tan sólo cuesta tres euros. Si tienes carnet joven o de estudiante es gratis. ¡Incluso puedes hacer fotos! Si tienes un ratito una mañana o una tarde no dejes de visitarla, en menos de media hora la has visto, y es un bonito recuerdo.

Nancy es uno de nuestros iconos más reconocibles desde las décadas de 1970 y 1980. Puedes preguntar a tu madre, a tu amiga, a tu vecina… y siempre recordará la nancy como un elemento importante en su infancia. Por fortuna, a pesar de la mala época por la que pasó la muñeca  hace unos años, ahora se encuentra de nuevo en auge. Todas las niñas, de nuevo quieren volver a jugar con ella. A mi prima Tati, por su cumpleaños, le regalaron la “Nancy patinadora” y ya está buscando cuál se pide para “reyes”. Y yo me alegro, porque como nos dijo una señora que entrevistamos en la exposición “Nancy es una muñeca con sus curvas, sus brazos, sus piernas, no como la Barbie, que si fuera real, no podría sostenerse en pie”. Aquí llegamos a mi lucha preferida, la de la mujer con curvas, la mujer real. Un amigo me decía ayer que como soy tan pequeñita, podría ser una muñeca más de la colección y yo, en vez  de molestarme me sentí halagada, y le contesté que sí, que me encantaría que me vistieran de moda con mis kilitos de más.

Viva la mujer real, viva la mujer española y viva Nancy.

Aquí os dejo unas fotos de algunas de las nancys. Están hechas con el ipad, así que no esperéis mucho.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

NUESTRO PRIMER ENCUENTRO

Estándar

Lleva meses persiguiéndome la idea de crear un blog. Algo personal donde comenzar mi camino hacia la escritura como futura periodista, pero no estaba convencida o más bien, no sabía por dónde cogerlo.

No quiero un blog de algo específico, como el cine o la moda, quiero un blog donde hablar de lo que me apetezca, nada muy formal a pesar del hecho de tener que entregárselo a mi profesor de Diseño y creación multimedia. No quiero un blog aburrido ni recargado de léxico que ni tú ni yo –siendo francos- entenderíamos.

Me aterra la idea de que me leáis, pero ya va siendo hora. Me aterra la idea, más que nada, porque será la primera vez que escriba y no sé cuál será el resultado. No es cierto que no haya escrito otras veces, sí, lo he hecho, pero en la intimidad de las páginas que guardan mi diario.

La primera entrada debe ser una toma de contacto, pues así se me exige, por tanto, os contaré un poquito más de mí. Mi nombre es Sara Medina Gómez, nací el 7 de septiembre de 1993, al más puro estilo Mecano, y tengo 20 años –para los más despistados-. Mi ciudad es Madrid, bonita donde las haya, aunque estos días, su apariencia más sincera esté nublada por los montones de basura que se acumulan en las calles.

Estudio el doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, campus de Vicálvaro. Lo cierto es que cada día estoy más convencida de que esto es lo que quiero y seguir adelante, a pesar de las constantes “insinuaciones” que afirman que me quedaré en paro.

Soy colaboradora del programa de radio “Suma y Sigue”, que se emite en la radio comunitaria Onda Diamante 98.4 FM, los miércoles a las 11 de la mañana. Lo hago con cuatro amigas, y la verdad es que estoy encantada. Si fuera por mí, me quedaría ahí durante horas y horas.

Vivo con mi familia en una casa situada entre los metros de El Carmen, Quintana y Barrio de la Concepción, una especie de triángulo de las Bermudas al lado de la plaza de toros de Las Ventas. No es gran cosa, ni demasiado bonita. Con mi casa tengo una relación especial, yo la quiero y la odio a ratos, pero es en lo que pienso cuando estoy fuera. Hogar, dulce hogar.

Esta carta de presentación se me está haciendo complicada, porque ahora toca definir mi personalidad y no quiero. No quiero más que nada porque si me estás leyendo sabes cómo soy, y no me va nada el “rollo” de decir si soy alegre, sonriente o ilusionada, nadie se definiría como alguien depresivo o triste. Todos somos –a nuestra manera- especiales, todos tenemos una cualidad –o varias- que nos caracteriza… y está bien eso de venderse como una persona extraordinaria, debemos sacar lo mejor de nosotros mismos.

Si has llegado hasta aquí, muchas gracias por leerme, es muy importante para mí recibir tu apoyo, y no dudes en dejar un comentario. Aceptaré todo tipo de críticas, lo único que quiero es mejorar, y algún día poder escribir para que me leas siendo toda una profesional.